• ¿Dónde comprar?

Búsqueda

Rápida

Cerrar

Mi búsqueda

LOS PEQUEÑOS SECRETOS DE LAS PASSIONISTAS

para el lavado y almacenaje!

Encaje fino, bordados delicados… ¡tu lencería necesita el mejor cuidado! Las Passionistas comparten sus pequeños secretos de lavado y almacenaje para cuidar tu lencería y aprovecharla mucho más tiempo.

 Tul, raso, encaje… ¡cada sujetador es diferente! Para evitar equívocos lo  más sencillo es mirar en la etiqueta y fijarse en los pictogramas que indican los respectivos cuidados. ¿Hay muchos pictogramas diferentes?  No pasa nada, aquí te explicamos el significado de cada símbolo.

Secreto n°1

¡La manera más delicada de cuidar tu ropa interior Passionata es lavarla a mano!

Secreto n°2

¡No laves tu ropa interior a máquina sin meterla en una una bolsa de lavado! ¿Cómo dice? Se trata de una bolsita que puedes comprar en la sección de drogueria de cualquier hipermercado o tienda especializada. Dispone de un cierre de cremallera que te permite introducir tu ropa interior y mantenerla en su interior durante el lavado.

Secreto n°3

No metas tu ropa interior en la secadora, y en ningún caso la laves con lejía.

Secreto n°4

Te encanta la lencería blanca, ¿verdad? ¿Y a que sería mucho menos bonita en gris? Cuida su luminosidad lavándola a baja temperatura avec une colores blancos.

Nunca uses lejía, o te arriesgas a que se vuelva amarilla.

Secreto n°5

Un sujetador es una pieza delicada y tus sujetadores preformados  lo son aún más, ya que al tenerlos guardados en tu armario pueden deformarse rápidamente.
 Para no deformar las copas, te aconsejamos que al guardarlos encajes las copas unas con otras.
Y es un buen truco: de esta forma ganarás espacio para colocar tus partes de abajo.